¿Cómo se dice apoderado en inglés?

Cómo se dice apoderado en inglés
Poder (Power of Attorney)

Antes de aprender cómo se dice apoderado en inglés es importante tener claro el concepto de apoderado, tanto en el derecho español como en el derecho anglosajón.

Cuando nos referimos a la figura del apoderado, estamos ante un supuesto de representación, fijado en un “poder de representación”, que no es sino un documento por el que una persona (denominada el poderdante) faculta a otra (que pasa a llamarse el apoderado) para que le represente. El poder otorgado puede ser general -en los que el apoderado recibe poder de actuación en todos o varios ámbitos con carácter general- o especial, en los que se faculta al apoderado para un tipo de acto jurídico concreto como puede ser la compraventa de un bien o la aceptación de una herencia.

Una vez entendido esto, analizaremos cómo traducir cada uno de los términos y personas que intervienen en el apoderamiento.

En cuanto al “poder“, o autorización para que un tercero actúe en representación de otra persona, en inglés puede traducirse como “power of attorney” o “letter of attorney”. Cuando nos refiramos a dicho poder en una frase, debemos usar la preposición “under”. Por ejemplo: “I exercised that authority under the power of attorney“.

En lo referente a las partes que participan en un poder, por un lado tenemos al poderdante, que inglés se traduciría como principal, donor o grantor, y que es la persona que da poder o facultades a otra para que la represente en juicio o fuera de él.

Por otro lado, está el apoderado, que en inglés se denomina proxy (término más relacionado con derecho mercantil), attorney-in-fact, agent (término usado en el resto de ramas jurídicas) o donee. Si deseamos precisar que se trata de un apoderado legal, podemos acompañar a alguno de los términos anteriores término “legal”, es decir, legal proxy o legal representative.

Por último, para referirnos a la actuación de cualquiera de las partes, usaremos el verbo act. Un ejemplo de ello sería la frase “The Secretary General is deemed to act as an agent for all members of the Group“.

¿Cómo se dice abogado en inglés?

La traducción del término abogado presenta cierta complejidad por las diferencias entre los sistemas judiciales de España y los del Common Law. Además, dicha traducción varía según nos refiramos al derecho del Reino Unido o al de Estados Unidos.

En el ámbito del Reino Unido existen tres traducciones, barristersolicitorlawyer. En el ámbito americano existen dos, lawyer y attorney. Las diferencias entre cada uno de estos términos se encuentran en las funciones que cada uno desempeña en la práctica, así como en las competencias que cada uno tiene.

En el Reino Unido

En primer lugar, solicitor define a aquél profesional del derecho que presta asesoramiento legal, elabora contratos, y realiza otros trabajos, principalmente fuera de los juzgados, pudiendo representar a sus clientes ante los mismos de manera limitada, y sólo en algunas jurisdicciones. Es normalmente a quien primero acude cualquier persona ante un problema legal.

Barrister es aquella persona que da consejo legal especializado, y tiene la capacidad legal de representar a sus clientes ante cualquier juzgado o tribunal. No tratan de manera directa con sus clientes, con carácter general, sino que lo hacen a través de un solicitor.

El término lawyer viene a agrupar bajo un término genérico, tanto a los barristers como los solicitors,

En Estados Unidos

En el ámbito estadounidense, lawyer es aquél que ha obtenido un grado en Derecho, preste o no consejo legal, y ejerza o no. Es decir, que en Estados Unidos, aquél que haya concluido de manera satisfactoria la law school es considerado lawyer. Sin embargo, lo anterior no significa que tenga ciertas potestades, como son la capacidad de representación de terceros ante los juzgados o tribunales, hasta que no haya aprobado el bar exam (el examen del colegio de abogados que deben aprobar para ejercer la abogacía).

Attorney, finalmente, es usado para designar a aquellos lawyers que, habiendo realizado y aprobado el bar exam, ejerzan la profesión. Esto supone que aparte de la labor de consejo legal que los lawyers americanos pueden llevar a cabo, también pueden representar legalmente a sus clientes ante los juzgados y tribunales. Así, los attorneys pueden prestar las mismas funciones que los lawyers (asesoramiento legal, redacción de contratos, etc.), pero no todos los lawyers pueden llevar a cabo las tareas de un attorney (representación legal y ejercicio de la profesión).

¿Cómo se dice jurisprudencia en inglés?

Jurisprudencia en inglés

El término “jurisprudencia” es de los que más relevancia tienen en el “Common Law” aplicado en los países con influencia británica.

El primer término que se nos viene a la cabeza, por su parecido con el español, es “jurisprudence“. Pues bien, aunque esta palabra existe, puede llevar a engaños, ya que no es la palabra más idónea para expresar lo que deseamos.

Originariamente -hablamos del siglo XVIII-, el término “jurisprudence” se asociaba con aquellos teóricos que estudiaban los principios legales del derecho natural, del derecho civil, y de los derechos constitucionales incipientes, buscando respuesta a las preguntas “¿qué es el derecho?”, “¿de dónde proviene?” “¿cuál es su propósito?”, etc. Más tarde, y con el desarrollo de los cuerpos normativos, el término pasó a significar el estudio de un sistema legal determinado, pero desde un punto de vista general, atendiendo a sus rasgos fundamentales, y alejado de la práctica.

La forma correcta de decir jurisprudencia en inglés es usando el término “case law”

En el derecho anglosajón “case law” (también escrito como caselaw o case-law) es aquella fuente del derecho que emana del conjunto de sentencias y decisions, consideradas de manera global, o de aquellas de una determinada jurisdicción.

Karl N. Llewellyn, en su libro The Case Law System in America , ya en los años 30 hacía alusión al concepto de jurisprudencia, señalando que de la resolución de casos particulares emanaba una suerte de “sistema normativo”, que serviría de base para la resolución de futuros conflictos. Entendía que con cada sentencia los jueces y tribunales hacían una nueva interpretación de la Ley, que podría ser citada en casos posteriores como precedente (legal precedent en inglés). Estas interpretaciones pasarían a constituir un cuerpo normativo distinto de lo que en derecho anglosajón se denomina “statutory law”, o derecho codificado en español.